11 jul. 2011

Porque estos ya estaban destinados a separarse.

El y yo tenemos planes diferentes. A el le atan muchas cosas aquí y yo lo único que quiero es irme. Se que nunca acabaría bien. Mientras el se divierte, acaba sus estudios, empieza unos nuevos, amigos, familia... 
Yo en lo que pienso es en cuando me iré. 
Si, tengo amigos y familia y gente que me quiere y que quiere que esté aquí. Pero para siempre y yo eso no lo quiero. Porque lo único que hacen es cortarme mis alas, mis ideas, mis sueños. Estos no se cumplirán aquí. 
¿Y que mas da que quiera escapar? Es MI vida. 
¿Que los echaré de menos? Pues si, seguramente si. 
Pero eso no significa que me tenga que anclar a un sitio tan pronto. Quiero estudiar, pero no aquí. 
Se que el tendrá un futuro maravilloso, pero no conmigo. No quiero que el siga a nadie por obligación o por miedo a perder a esa persona y menos que lo haga por mi.
Podríamos ser felices juntos. Pero uno de los dos tendría que renunciar a sus sueños. Y siento decirte que no pienso renunciar a mis sueños y que tampoco permitiré que tu renuncies a los tuyos. ¿Soy egoísta? Tal vez. 
Pero antes que nada, quiero ser LIBRE
Libre de equivocarme, de cometer errores, quiero ser libre de acertar.
Por eso es por lo que tu y yo nunca debimos cruzar nuestros caminos. Porque estos ya estaban destinados a separarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario